viernes, noviembre 24, 2006

Diseño Inteligente, Multiverso y Principio Antrópico



Ahora que gracias a la ciencia conocemos con cierta certeza el origen del universo, se plantean otras preguntas fundamentales como ¿Por qué el universo es como es? Existen determinadas características del universo para las que no se ha encontrado una explicación razonable, al menos de momento: Los valores de la masa de las partículas y su carga, la intensidad de las fuerzas fundamentales o el valor de constantes como la velocidad de la luz o la longitud de Planck. Puede que finalmente encontremos una teoría que explique la razón de dichos valores específicos, o puede que sean características del universo en que vivimos, y que podrían haber tomado cualquier otro valor.

Es más sorprendente incluso pensar en que las características del universo parecen haber sido elegidas con sumo cuidado. Un cambio leve y el mundo sería muy distinto a como lo conocemos ahora, y por supuesto la vida no sería posible. Si la fuerza de la gravedad fuese mayor, las estrellas se consumirían demasiado rápido como para dar tiempo a la evolución a formar vida. Un valor demasiado pequeño haría que, de hecho, no se formasen las estrellas. Si el mundo tuviese dos dimensiones espaciales, y no tres, sería muy difícil imaginar un organismo vivo plano tal como lo conocemos, ya que la necesidad de tener un aparato digestivo, vasos sanguíneos o un sistema nervioso se haría partirse en pedazos inconexos. En un mundo en cuatro dimensiones, la ley de la gravedad sería mucho más inestable y la más mínima perturbación gravitatoria, como la que ejerce la Luna sobre la Tierra, sería suficiente para que la Tierra cayese hacia el Sol o se alejase saliendo de su órbita al vacío profundo.

Bajo este panorama surge el concepto de Diseño Inteligente, dotado de un fuerte sentido religioso aunque, según defienden sus seguidores, perfectamente enmarcable dentro de la física más rigurosa. Este principio establece que este universo tan particular en el que vivimos, tuvo que ser creado por un diseñador inteligente. Una o más entidades planearon las características del mundo para que sea como es y pueda desarrollarse la vida.

Ciertamente, si las características del universo han sido elegidas al azar, hemos tenido una suerte increíble de que tenga unas características capaces de crearnos a nosotros. Una suerte equiparable a que a uno le tocase la lotería muchas veces consecutivas. ¿Existe alguna alternativa a pensar en la increíble suerte que hemos tenido, o a pensar que ciertamente un diseñador inteligente eligiese un universo a medida? Sí, la hay. Quizá sintamos que nuestro universo es menos afortunado y especial si aceptamos la idea de que puede no ser el único universo, sino que existe un multiverso plagado de universos como el nuestro, con toda una variedad de características exóticas.

Al principio de pensaba que la Tierra era el centro del universo, y que el resto de los astros giraban alrededor de ella. Más tarde tuvimos que tragarnos nuestro orgullo al descubrir que la tierra no era más que un planeta cualquiera que giraba alrededor de una estrella cualquiera de una galaxia cualquiera. Ahora nos planteamos la posibilidad de que ni siquiera nuestro universo sea único, sino uno más entre una miríada de universos paralelos.

Sin embargo nuestro universo, a pesar de ser uno más del montón, sigue teniendo unas características muy peculiares que hacen la vida posible. Podemos sentirnos afortunados. Sin embargo esta suerte es irreal, ya que no podríamos habernos desarrollado en otros universos incapaces de albergar vida. Por eso mismo, si la humanidad ha de existir, ha de ser en un universo de las características de nuestro, o no existir al fin y al cabo. De esta forma, podemos decir que el universo en el que vivimos es tan peculiar por el mero hecho de nuestra existencia. Esto es lo que se llama Principio Antrópico.

Hay quien llega más lejos, Lee Smolin propone una Teoría de la Evolución de los Universos, basándose en el parecido que hay entre el big bang y el centro de los agujeros negros. Un agujero negro podría ser, al fin de cuentas, un universo en sí mismo, creado por el universo contenedor en el que se formó el agujero negro. De esta forma nuestro universo estaría creando nuevos universos de características parecidas, aunque no iguales, en cada nuevo agujero negro que forma. De esta forma un universo incapaz de crear agujeros negros no podría crear otros universos, y uno capaz de hacerlo, tendrá mucha progenie si es capaz de crear muchos agujeros negros. De esta forma se establecen las reglas de la evolución que fomentan la creación de agujeros negros por los nuevos universos, y recordemos que los agujeros negros se forman de estrellas muertas y donde hay estrellas existe la posibilidad de la vida en mayor o menor medida. Si esta evolución se encontrase en un estado maduro, nuestro universo no sólo no sería nada especial, sino que además se parecería mucho a sus universos "hermanos".

Personalmente prefiero que algún día se llegue a la teoría definitiva que de explicación a todas estas características variables y que nos haga entender que los valores son los únicos que tienen cabida en cualquier universo concebible, ya que cuanto más pienso en los universos paralelos, más irreal y propio de la ciencia ficción me parece, y más dolor de cabeza me da.

4 comentarios:

dardo dijo...

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Donde vamos? ¿Porqué el universo es como es?

Interesantes preguntas. Los filósofos naturalistas ya se hicieron en el pasado estas mismas preguntas y no llegaron a una respuesta, sino a multiples.

Personalmente toda ésta teoría del diseño inteligente me parece una chorrada enorme, más enorme que la trama de corrupción en Marbella. Inconmesurable e increible.

Si existe un Dios, un Supremo creador, una bola de espaguetis gigante con tomate, unos hombrecillos verdes cabezones y bajitos, o un panteon de seres divinos a cargo de uno o más universos realmente no debería importarnos. Parece que ninguno de ellos tiene influiencia sobre las leyes de la física, y estas parecen inmutables desde que hay registros de actividad humana.

Quiza las leyes no sean inmutables. Nuestra especie es una especie joven. No llevamos registros de todo lo que se puede medir en la actualidad desde el principio, y éstos tampoco son precisos. Las técnicas han cambiado. Podemos obtener o calcular cosas con unos once decimales de precisión. Por más que lo intentemos la física, al menos con los planteamientos actuales no da para más. Las Leyes pierden ahí su exactitud.

En todas las leyes físicas interviene siempre una constante. Ésta constante puede ser 1, y por simplicidad desaparecer de nuestra ecuación, o bien ser -1 y que se conserve solo el signo.

Algunos científicos sugieren que las constantes físicas no tienen por qué haber sido simpre inmutables, sino que en distintos momentos del universo hubieran podido tener otros valores, no necesariamente muy distintos de los actuales.

Aún así al idea de que "Dios no solo juega a los dados con el Universo, sino que los arroja donde ni siquiera podemos verlos", como dijo Einstein desde mi punto de vista es totalmente absurda.

El diseño Inteligente es la teoría que enuncian los curas de distintas sectas religiosas cuando con su dogmatismo intentan negar lo evidente. Las especies no son todas tal y como Dios (o el hombrecillo verde, o el Gran Hermano, o el Supremo hacedor y su becario, o la hamburguesa de pollo gigante) decidieron que eran y permanecieron inmutables, al igual que la tierra y su entorno no ha permanecido inmutable desde que fue creada.

Aún es más, de acuerdo con las genealogías de la Biblia, si nos remontamos hasta el Génesis la tierra fue creada el sábado 22 de agosto del año 4004 antes de cristo (si no me falla la memoria, no tengo una biblia para hacer las cuentas ahora). Totalmente absurdo.


No solo los seres vivos han cambiado, sino también la Tierra. El clima no es el mismo. Los cambios climáticos se han producido siempre, pero aún no se puede predecir cuando será el proximo ni su magnitud, puesto que no parecen seguir una periodicidad sencilla de predecir, además de que los registros no son continuos ni precisos.

Por eso se invetarón el Diseño Inteligente, porque algunos necesitan sentir que algo mayor que ellos, un Dios todopoderoso o cuasitodopoderoso no puede estar equivocado. Si desde pequeño tienes una doctrina y descubres que la ciencia puede refutar las escrituras sagradas de tu doctrina tu mundo se desmorona, y debes inventar una teoría compatible comlementaria para los fenómenos que no puedes comprobar con hechos.

"Dios no se equivoco. tenia una finalidad para todas las especies, incluso aquellas que estan extinguidas, y la evolución no es más que un porceso planificado por el Diseñador inteligente"

Eso es en resumen la teoría del Diseño inteligente, solo que en lugar de Dios incluyen a otro ente que no se llama Dios, pero es el Creador.

Ridículo. Es justificar con dogmas otros dogmas. Eso no cabe en la ciencia. Prefiero los dogmas que se llaman axiomas y que cuando se descubre que estan equivocados se llega a teorías nuevas.

Volviendo al tema de la inmutabilidad de las constantes físicas aquí el asunto si que da para el debate.

Éste debería ser el verdadero contenido del artículo:

¿Como sería el universo si las constantes físicas tuvieran valores distintos de los que tienen en la actualidad?
Auí puedes de nuevo aproximar múltiples planteamintos. Pues suponer un universo como el nuestro y cambiar una o todas las constantes fisicas, incrementándolas o decrementadolas, o todo ellos a la vez y ver la transición que se produce y ver si se llega a un estado estable.

Por otra parte puedes suponer un nuevo universo en el que las constantes físicas sean las que planteas en la hipótesis anterios y suponer que no han cambiado y estudiar si un universo así puede ser estable y en caso de que losea en que condiciones es posible la vida.


Realmente el universo es aun lo suficientemente desconocido como para que puedan existir lugares similares al nuestro y especies semejantes y para que también quepan en el todo lo contrario.

Quiza existan los insectores del juego de Ender, con una fisiologia y una psicologia totalmente distintos.

Imáginate que la gravedad fuera mayor de lo que es en realidad. Los seres vivos serían mas pequeños, puesto que las masas se atraerían con más fuerza. las orbitas habrian terminado estabilizándose a otras distancias, y las interacciones electromagnéticas y nucleares (fuertes y débiles) se notarían en proporción menos que las gravitatorias. Una vez que las orbitas esten estables puede que existiera un planeta apto para ñla vida. Los seres vivos se desarrolarían de forma distinta, en lugar de ser altos serían más achaparrados para aguantar el "tirón" de la gravedad. los dipositivos mecánicos se diseñarían de otra manera teniendo en cuanta las interacciones físicas y las constantes.

En el caso de que El Gran Hermano me controle y sepa lo que estoy pensando me es indiferente si lo aprueba o no. Puedo cambiar mi modo de pensar sin tener que darle cuantas e él ni a nadie. No importa si existe un diseñador inteligente, puesto que el jamás se equivoca. Es perfecto. Si una especie evoluciona y se aniquila es el plan que tenia, o bien reaciona tan rápidamente a ese imprevisto que es como si ya tuviera un plan alternativo. Quizá tenga siempre un plan alternativo, o planes dentro de planes, con el Barón Harkonen. Quizá sea el Bean de la Escuela de Batalla de la Flota Internacional, con una mente preclara y una capacidad de deducción sin precedentes. El legendario Mentat con una capacidad de clarividencia y de cálculo que deja en evidenca a los antiguos computadores, el Hari Seldon que ha desarrollado una teoría que permite predecir con bastante posibilidad de acierto los futuros probables e influenciae el entorno para que la rama que se elija sea la más conveniente (¿para quien?) y tenga a su legión de matemáticos trabajando en secreto.

O simplemente lees demasiada ciencia ficción.
´
Bueno, de momento nada más que añadir. Interesante artículo.

Anónimo dijo...

Me cago en la leche!!!!
Un comentario más grande que el post original...

WinterN dijo...

Buen comentario dardo, aunque como es inevitable en un comentario tan largo, discrepo en algunos puntos.

La cuestión no sería si las leyes son inmutables. Sino, en el caso de ser cambiantes, ¿cambiarían siguiendo alguna ley, o serían realmente un "capricho de los dioses"?

La cita de Einstein supongo que te referirás en lo de que es absurda al punto de vista religioso. Si se toma desde el punto de vista científico y se considera como lo que es, una crítica a la incertidumbre de la mecánica cuántica, no solo me parece un razonamiento sensato, sino que me encuentro en gran medida de acuerdo con él.

Para mí lo más interesante del tema no es si las constantes pueden cambiar, o cómo sería el universo con otros valores; sino si realmente nuestro universo es el único que existe o es simplemente una diminuta burbuja en una espuma quasi-infinita.

Anónimo dijo...

ciegos hablando de colores...